LOS DISCURSOS E INTERVENCIONES DE RICARDO LAGOS E, SON DIGNOS DE GUARDAR Y ESTUDIAR POR LOS NUEVOS POLITICOS.

viernes, 15 de agosto de 2008

LA ESTRUCTURA Y COMPOSICIÓN DEL DISCURSO

LA ESTRUCTURA Y COMPOSICIÓN DEL DISCURSO A MODO INTRODUCTORIO

 

El Discurso es una vía de comunicación estructurada y definida en razón de un mensaje, el cual es ordenado y orientado en función a intereses propios del orador o expositor del Discurso.

 

Para hacer efectiva la acción del Discurso se hace necesario cubrir ciertas etapas, todas ellas encaminadas a plantear un modelo ideal de lo que a través de palabras escritas y orales se desea expresar en un momento determinado. Influye mucho en la ejecutoria del Discurso las condiciones en que se dará y, por supuesto, el cómo el orador enfrentara esa ejecutoria discursiva. Para ello hay reglas básicas que bien las ha expuesto Teun A. Van Dijk

.Primero:  Dice el autor: "Antes de exponer el Discurso hay que Relajarse: para ello inspirar y expirar diez veces, llevando aire al abdomen; Concentrarse: pensar firmemente en las ideas; Articular y vocalizar las palabras; y tener control sobre el Silencio: tener en cuenta el inicial y el previo al cierre del discurso.

Un discurso es un campo de cultivo, cuyas ventajas podemos resumir en la forma siguiente: le otorga al expositor la primera opción para hacerlo bien, puesto que éste puede escoger de la forma más libérrima imaginable el tema (o por lo menos el tono y el enfoque) de su exposición. Y esto es una lucrativa ventaja psicológica.

 

En segundo lugar, le facilita la vida a quien pronuncia el discurso toda vez que no son de suponer interrupciones frecuentes en el desarrollo del discurso; antes bien, podemos prever que el auditorio esté ansioso por escuchar nuestra disertación y que dejará para el final cualquier objeción, lo que no ocurre en el caso de una conversación de venta, por ejemplo, en la cual lo más fácilmente esperable es la interrupción, el contra-argumento y aun la pregunta recusativa, que aplicados con maña podrían echarnos a perder el hilo conductor de nuestra alocución.

 

La tercera cuestión de la que es obligatorio que saquemos ventaja, es la preparación. El discurso nos da la chance de prepararnos. Una vez definido el tema del discurso, hay que explorar todos los afluentes de información del cual se nutre el Discurso, por ello el espíritu crítico y creativo, es fundamental para quienes producen un Discurso, es en donde está la raíz de la excelencia de lo que se quiere expresar y de lo es fundamentar para hacer efectiva la meta u objetivo de comunicar.

 

Expresar un Discurso, en todas sus partes, como hemos visto a lo largo del presente trabajo, es hacer efectivo el proceso emisor-receptor, en donde el mensaje fluya claramente y se inserte, por palabras o frases, en la mente de quienes lo leen o escuchan.

En este breve recorrido que hemos realizado por el pensamiento teórico y metodológico del Discurso, se ha querido ser fiel expresión del sentido práctico del mismo, es decir, expresar con claridad y brevedad un marco de ideas que definan el Discurso en la justa proporción de instrumento comunicador y transmisor de cultura y civilidad. El Discurso es una pieza literaria y académica de primer orden, cuya razón de ser está inscrita en el espacio y tiempo en que los hombres decidieron cambiar las armas por el bolígrafo y el papel, porque en ese espacio limitado del escrito se dan las más inmensas y sangrientas batallas para imponer ideas y pensamientos .Asi concluye  Ramón E. Azócar y para ver más pueden ir a esta página.  azonaim@hotmail.com florilegio@mipunto.com

 

No hay comentarios: