LOS DISCURSOS E INTERVENCIONES DE RICARDO LAGOS E, SON DIGNOS DE GUARDAR Y ESTUDIAR POR LOS NUEVOS POLITICOS.

viernes, 15 de agosto de 2008

JUSTO GENERAL O COMUN Y JUSTO PARTICULAR Y LA RELACIÓN CON LA MORAL

JUSTO GENERAL O COMUN Y JUSTO PARTICULAR Y LA RELACIÓN CON LA MORAL

 

En la oratoria forense se ofrecen tres bases para la confección de entimemas o razonamientos. "Acerca de la acusación y de la defensa (...) hay que considerar tres cosas: la una, por cuántas y cuáles causas se comete injusticia; en segundo lugar cuál es la disposición de quienes la cometen; en tercero, contra quién y en qué disposición". Es la injusticia, pues, la génesis del proceso, la razón práctica del Derecho. Consiste en hacer daño, voluntariamente y en contra de la ley.

 

   En primer lugar, ésta puede ser particular o común: "llamo particular a aquélla que escrita, sirve de norma en cada ciudad; común, las que parecen, sin estar escritas, admitidas en todas partes" . Más adelante queda claramente establecido que la ley es criterio de justicia, y amplía la explicación de la diferencia entre ley particular y común; la cita es larga, pero merece la pena su transcripción: "Queda definido lo justo y lo injusto, respecto de las leyes y respecto de aquellos para quienes es, de dos maneras: llamo ley, de una parte, la que es particular, y de otra, a la que es común. Es ley particular la que cada pueblo se ha señalado para sí mismo, y de éstas unas son no escritas y otras escritas. Común es la conforme a la naturaleza. Pues existe algo que todos en cierto modo adivinamos, lo cual por naturaleza es justo e injusto en común, aunque no haya ninguna mutua comunidad ni acuerdo, tal como aparece diciendo la Antígona de Sófocles que es justo, aunque esté prohibido, enterrar a Polinices por ser ello justo por naturalez . Según Fernández-Galiano  esta distinción es paralela a la que aparece en la Etica entre justo legal y justo natural (Et.V,7), variando el criterio de distinción: en ésta última es la alterabilidad, mientras que en la Retórica prima el ámbito de aplicación de la legislación. Y equipara la distinción a la que se operará en Roma entre el ius civile, propio de cada pueblo, y el ius gentium, o común a todos los pueblos.

 

Dice García Maníes que la doctrina sobre las dos facetas del justo político tiene un sentido diferente de otras doctrinas que trabajan con parejas de conceptos como orden natural y orden legal, o bien derecho natural y derecho positivo. Por eso creo que la teoría de la justicia de Aristóteles es más amplia que una teoría iusnaturalista estricta. El iusnaturalismo es una posibilidad metodológica entre las diversas que se ocupan del problema de la justicia. Pero, siguiendo la exposición del pensamiento de Kierkegaard que hace el profesor Angel Sánchez de la Torre, "la verdadera dialéctica de la justicia no está entre las diversas perspectivas o puntos de vista acerca de lo que sea el concepto de lo justo, sino entre la justicia misma (normas e instituciones cuyo objeto es practicar la justicia) y su aplicación en el mundo” Aristóteles ya había intuido esta distinción cuando hablaba de justicia general y justicia particular. Emplear el término dikaiosunê es hacer referencia a la moral, o mejor, la adecuación de la conducta del ciudadano a la ley moral, es decir, a la virtud. Así que ser justo es ser virtuoso, pero justicia no es equiparable a moralidad: la justicia sólo cobra sentido ad alterum. Lo que evoca es una idea de orden, de   isonomía, de relación entre ciudadanos  , o de relación armónica con el cosmosSin negar la evidente importancia del respeto a un minimum ético en todo orden social, la justicia no es sólo moral, no es sólo justicia general  : existe una justicia particular, cuya finalidad es el buen reparto en una comunidad social de los bienes y de los gravámenes. Reparto que ha de corresponder a la autoridad pública, al Derecho. Por eso decimos que el Derecho trata asuntos de justicia. Las etimologías son reveladoras: el juez (dikastés, iudex) es el hacedor de justicia (dikaiosunê, ius-titia), es decir, el que hace ejecutar el Derecho (to dikaion), que es parte de la justicia general. Podría decirse que la justicia particular es aquélla parte de la justicia general que se juridifica. Sería la justicia jurídica, aunque esto suene a redundancia. Villey, con su particular terminología y en un sentido diverso al que aquí defendemos, llamará legal a la justicia general, como "suma de todas las virtudes en cuanto que todas pueden concurrir a la armonía del grupo social, prudencia, valor, templanza, sinceridad, altruismo", mientras que la particular tiene como objeto el suum cuique tribuere, "de ahí salió la idea de Derecho (to dikaion-ius) en sentido estricto” 

No hay comentarios: